sexta-feira, 29 de julho de 2016

Jeshua Ben Joseph (Jesús) - "Situaciones Familiares – La Semejanza de los Caminos" - 08.05.2016 (Español)



Gabriel: Queridos leitores em português, essa é a tradução para o Espanhol da mensagem original, postada anteriormente em português: Aqui

Por favor, queridos, lean el mensaje escuchando la música de fondo abajo. Particularmente, recomiendo que la coloquen a un volumen agradable y lean enseguida el mensaje en voz alta.  Podrán sentir maravillosas vibraciones de luz en sus cuerpos.



-------------------------------------------------------------------------------------


Simulação de imagem a partir do original "Santo Sudário." 
É assim que eu, Gabriel RL, o vejo.

Aunque haya dolores, conflictos, incertidumbre, resistan por amor a mí, hermanos míos, y claro, por amor a ustedes mismos como siendo la imagen de Dios, nuestro Padre Amoroso. Él nunca ha querido verles desilusionados. No hay nada más noble en un alma que abdicar de su vida, de aquello en lo que ustedes creen como una verdad, para entregarse a algo más profundo, por amor, algo hasta ahora desconocido por ustedes, con pura confianza y amor al Padre.  Abdicar de conceptos, de esquemas impuestos por la sociedad 0 esa que, sobre el liderazgo de personas que actúan por puro interés personal, creando leyes e ideas que sólo benefician a ellas mismas. Abdicar de esa vida, de esos conceptos, de esas ideas, por algo mayor. Por algo que siempre estuvo pulsando en vuestro interior, porque fue así que sucedió conmigo, cuando estuve encarnado en la personalidad de Jeshua  también tuve mis conflictos, mis miedos, incertezas, hasta entregarme a mi corazón, a aquello que vibraba en mi corazón y que deseaba ardientemente ver de la misma forma en el corazón de mis hermanos. A partir de ese momento, comenzó mi misión...

Hermanos míos, durante mi caminata en la Tierra, enfrenté todos los desafíos que ustedes enfrentaron y enfrentan, fui acusado de blasfemar, de mentiroso, engañador – fui colocado a prueba por mis propios hermanos, por el hecho de no estar de acuerdo con las ideas de los demás. Simplemente no me encuadraba en ese esquema, lo que para ellos era muy extraño, había demasiado amor en mí.  Esas ideas y conceptos para mí no representaban nada.  De la misma forma no es lo que vuestra alma desea.  Los que estaban más cercanos desconfiaban de mí, mis discípulos y muchos que siguieron mi misión en la Tierra. ¿Por qué? Porque tenían miedo, miedo de lo nuevo, de las nuevas ideas que yo traía, miedo del amor que estaba dentro de mí y listo para emerger e iluminar a todo el mundo. Ese miedo les dejaba inseguros, dudosos, desconfiados.  Cuantas veces oí “No haga eso, es peligroso” o, “Usted se está volviendo loco…” y a raíz de esos comentarios lloré y busqué consuelo en mi alma.  ¿Queridos míos, les sucede algo similar? 


Les observo mientras recorren el mismo camino que yo recorrí, hermanos míos, veo sus esfuerzos para continuar en el camino llevando el amor que yo llevé.  Me doy cuenta de vuestro dolor cuando las personas más cercanas a ustedes les afrontan y no les respetan,  al no lograr ver la belleza del amor que desabrocha en vuestros corazones. Compréndanles, queridos, yo también les comprendí, enfrenté eso pero algo en mí siempre fue más fuerte: el amor en mi corazón.  Eso es lo más poderoso que tienen dentro de ustedes, están para establecer una diferencia en la transición, esa que tanto mis emisarios y yo anunciamos. Ustedes son la manifestación de las sagradas profecías que anunciaron un nuevo tiempo en que los jóvenes traían los mensajes del reino de la Luz para la Tierra – ese joven (Gabriel) es un ejemplo de ese movimiento de almas nobles en el planeta, así como cada uno de ustedes que me leen ahora.


Cuando ustedes decidieron encarnar, yo mismo les hablé sobre los desafíos que irían a enfrentar, así como yo, descendieron a puntos específicos donde había falta de Luz y donde existe esa falta, encontrarán la resistencia de las tinieblas. Nuevamente, el amor es la fuerza. Entonces, hermanos míos, no teman ni se desanimen ante los desafíos, confío en cada uno de ustedes, los veo como a mí mismo y vuelvo a la época en que estaba encarnado como ustedes.  Me veo en cada uno de ustedes, sin ninguna diferencia. Créanlo.


Cuando ustedes encarnan en un medio familiar dispuesto a servir de prueba en vuestro camino, nos resta mantener la llama del amor encendida en vuestro corazón y asegurarse de que no se apague, oscurecida por los embates de aquellos que no desean que avancen en vuestra iluminación.  Eso, queridos míos, comprendan que no es por una maldad consciente o inconsciente sino apenas por una inmadurez espiritual momentánea, sostenida por esquemas mentales que vienen de generación en generación, manteniéndose nutridos por huéspedes inconscientes de vuestra verdadera naturaleza. Oh, hermanos míos, cuantas veces escuché decir “A él no le importa su familia...”; “Cuando lo necesitan, nunca está cerca, siempre está ocupado"; y escuché de personas más cercanas aún: “Eso no puede ser cosa de Dios...". 


La antigua energía, la de las viejas ideas, conceptos y prejuicios es una energía consciente que sabe dónde actuar y conoce sus albos potenciales. Claro, los albos son aquellos que sostienen la Luz de la Nueva Era, porque la antigua energía que esos traen en sí un gran magnetismo a su favor, como un potente irradiador más para anclar y servir a los viejos esquemas. Amados míos, así fue como ocurrió  conmigo cuando estuve en el corazón de la Tierra, vistiendo la ropa sagrada de la carne. Aquellos que sabían de mi llegada, elaboraron varios planes para distorsionar mis enseñanzas, así como intentaron confundirme y engañarme para que yo cediera a esas presiones y desistiera de aquello que mi alma tanto clamaba. 


Amados míos, eso no tiene nada que ver con peleas, discusiones, guerras, no quiere decir que tengan que irritarse al ser afrontados, eso tiene que ver con vuestra fuerza interior. ¿Cuán fuerte usted es para decir "YO SOY lo que YO SOY" sin sentirse obligado a decirlo? O ¿cuán fuerte es usted para decir? “Padre, perdónales porque no saben lo que hacen".  Yo sé cuánto lo son, les vi antes de encarnar, les veo hace mucho tiempo, les veo ahora y digo: Sí, ustedes son FUERTES Y RESISTENTES y podrán hacer lo que yo hice y mucho más.  También me escucharon decir "Porque he venido a poner al hombre contra su padre y a la hija contra su madre y a la nuera contra su suegra y así los enemigos del hombre serán sus familiares." Queridos míos, comprendan el significado de mis palabras de aquel entonces, principalmente en vuestro ambiente familiar encontrarán resistencia. Muchos no aceptarán la Luz que está siendo ofrecida para cada hogar, y cuantas veces vi y acompañé a algunos de ustedes siendo expulsados de sus hogares por ser simplemente quienes son, mis más legítimos representantes.  Nuevamente, queridos míos, ¿alguna semejanza con mi camino? Ustedes son iguales a mí, sin ninguna diferencia, amados míos.


Este es un tiempo precioso, donde vuestra alma ha clamado por vuestra atención, y ustedes que leen mis palabras ahora, están sabiendo que el momento es de despertar.  Verán más y más personas como ustedes, abdicando de la antigua vida, de los viejos esquemas, por eso no tengan miedo de seguir el impulso del alma que está llamándoles a la libertad. Nosotros dijimos durante mucho tiempo que ese momento llegaría... y está aquí.  Existen aún aquellos que se resisten a mis palabras, a mi amor pero eso no será por mucho tiempo, porque mi amor está volviéndose más fuerte en la Tierra, porque ustedes, mis discípulos amados, están sosteniendo mi mensaje con bravura. 


Ustedes están reconociéndose y, como mariposas aun luchando en su envoltorio, comienzan a suspirar el aroma de la libertad.  Ustedes aún pueden permanecer en el viejo esquema y yo les bendeciré siempre, porque esa es mi función como hermano que ha experimentado todo lo que ustedes experimentan, que sabe de las dificultades de estar en una dimensión donde vuestro amor es sofocado. Conozco las dificultades cuando necesitan escoger y eso involucra a vuestros familiares más cercanos, amigos, amores... sé que ustedes, muchas veces, lloran y se lamentan por haber tenido determinadas actitudes, donde, en un primer momento, les parecía incorrecto pero vuestra alma les garantizaba que no se sintieran culpables, porque por sobre todo, cuando ustedes actúan de una cierta manera, para preservar la llama encendida en vuestros corazones, lo hacen por amor, por amor a sí mismos y por amor a todos. 


No hay culpa al escoger, hermanos míos, no hay culpa al escoger el llamado de vuestras almas. Muchas veces se negaron a hacer esto porque pensaban que estarían hiriendo a alguien, sólo que antes de cualquier cosa, se herían a sí mismos. Aunque en un primer momento abdiquen de vuestra alma por el otro, enseguida se sentirán desolados.  Cuando hacen algo que les suprime la propia felicidad y la paz para ver al otro feliz, eso no es fructífero pues, el intercambio entre almas  no puede ser algo forzado. Cuando abran vuestro corazones para ayudar a vuestro semejante, no se debe abrir un agujero de tristeza en vuestro ser, por haberse sentido obligados a actuar de una manera que no les gustaría. Muchas almas queridas se pierden por pensar que deberían abdicar de sí mismas, no dando a si lo que dan al otro.  Al no hacer lo que el viejo esquema indica, temen la culpa y el remordimiento. Abdiquen sí de los viejos esquemas, para ir al encuentro del amor en vuestros corazones y cuando lo encuentren, se sumergirán en él y no habrá más espacio para la culpa, el miedo, la inseguridad.  Tendrán la certeza que todo lo que han hecho ha sido por amor, el VERDADERO AMOR – amor por sí mismos y por vuestros semejantes.


Hermanos míos, lo que hice, cuando estuve con ustedes, fue eso.  No me entregué a la humanidad para morir aunque sabía cuál era mi destino, no era ese mi foco.  Me centré siempre en mostrarles que ustedes son iguales a mí, que nunca hubo ni habrá nada que nos separe, que nos torne diferentes, que nos aleje, pues somos hijos del mismo Padre Amoroso. Tampoco permití que sucediera lo que ocurrió por juzgar lo que era correcto hacer, porque no me cabía juzgar la situación, simplemente colocarme a disposición del Padre para que Él hiciera su Obra a través de mí, incluso sabiendo del riesgo que corría encarnando en esta densidad. Y ustedes han hecho lo mismo – se han colocado a disposición del Padre Amoroso para que Él realice, a través de ustedes, su Obra.  Somos UNO, queridos míos, así como dije que el Padre y Yo somos UNO, así somos todos nosotros, y para que asuman completamente lo que eso representa, necesitan abdicar de lo antiguo, sin miedo, sin incerteza. 


Todo lo que enfrentan hoy como amados seres humanos, todos los dolores y sufrimientos, son la respuesta por haber negado vuestra alma durante tanto tiempo. No la nieguen más, escúchenla y si hubiera alguna dificultad en vuestro tiempo de Getsemani, recuerden que yo también estuve allí y fue ahí que me entregué al Padre, y en Él confié. Cuando me sentí solo, angustiado, aterrorizado, apenas me entregué a Él.  Ustedes tienen mi total apoyo en vuestro camino.  Me siento orgulloso de cada uno de ustedes.  Observen profundamente vuestro interior cuando se sientan solos, abandonados, perdidos pues, será en ese momento que lo antiguo estará dejándoles y lo nuevo vendrá enseguida, porque ustedes se interiorizarán, el único lugar donde encontrarán lo que siempre han buscado.


Les dejaré en el silencio de vuestra alma – les observaré, me sentirán como sé que me sienten ahora pero, la decisión final es de ustedes y siempre será, venir conmigo o continuar el tiempo que sea necesario, experimentando la antigua energía. De cualquier manera, siempre estaré presente, siempre, por toda la eternidad. 


Por más que algunas personas no crean que soy yo quien se manifiesta aquí, algunos corazones dicen que sí, porque lo saben.  Por más que muchos me hayan negado durante tanto tiempo, aquellos que me amaron no se decepcionaron. Aquellos que comprendieron mis palabras, serán como antorchas en medio de la noche, serán como flores abriéndose, exhalando su perfume.  Serán la mirada serena en los tiempos turbulentos y yo estaré ahí, al lado, en todo momento, garantizando que la Luz continúe iluminando.  No hay nada que temer mis queridos hermanos, lo único que hay que hacer es ser instrumentos de la Obra de Nuestro Padre Amoroso. Nunca impuse y nunca impondré nada, es sólo un llamado que no es exactamente mío, es un llamado del Alma, de vuestra alma y que va más allá de las palabras escritas, más allá de la función de médium de ese, mi amado joven escritor que también, como ejemplo, entregó su vida por amor a mí (Lágrimas...)


Todos escucharon mi voz, incluso aquellos que se resisten un día la escucharán.  Mi voz es la voz del Padre, mi voz es la voz de la Verdad Unificada, la verdad que late dentro de cada hombre y mujer en la tierra, mi voz no puede ser resistida por mucho más tiempo porque mi camino, donde me encuentro, es donde ustedes también necesitan estar, al lado del Padre Amoroso. 


Yo les dije en el pasado "Síganme y haré de ustedes pescadores de hombres", reformulo esa frase con todo mi amor "Vengan y les mostraré que son iguales a mí".


Con todo mi amor, vuestro Hermano más orgulloso,


Jeshua Ben Joseph. 


Gabriel: Mi amor y profunda gratitud, mi hermano amado….



Nota: “Jeshua ben Joseph” es el nombre original de Jesús en arameo, la personificación de la energía de Cristo en la Tierra.

Vea más de mis canalizaciones  Aquí 
Versión al Español: Sementes das Estrelas / Fernando Alejandro M. Lara - Email: fmontaldolara@gmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...